LOS REVÓLVERES El revólver contemporáneo apenas ha evolucionado desde finales del siglo XIX y pese a la abundancia de nuevos modelos, no ha habido ninguna modificación significativa. Los perfeccionamientos se han dirigido casi exclusivamente a la utilización de los metales más ligeros y robustos, gracias a sofisticados tratamientos térmicos, a las múltiples medidas de seguridad, especialmente en el caso de caída accidental del arma cargada y al uso de bala más potentes. Así, Smith & Wesson diseño el .357 Magnum en 1935 y el Magnum .44 en 1956. Los dos sistemas de armamento y de tiro –simple acción y doble acción-, coexisten todavía aunque el de doble acción sea, con diferencia, el más apreciado y difundido. El mercado se halla principalmente en manos de los fabricantes norteamericanos teniendo como principales Smith & Wesson, Ruger y Colt, entre las demás firmas cabe citar a Taurus, de Brasil y Astra de España. Los revólveres se fabrican en varios tamaños de longitud y de los cañones en diversos tamaños en pulgadas. LAS PISTOLAS A inicios de 1900 tomo gran fuerza la pistola automática, en estos primeros años del siglo XX aparecen hombre que serían famosos por la calidad y fiabilidad de sus armas así como: Browning, Colt, Borchardt, Mauser, Luger etc. El principio de la automática está inspirado en el de las primeras ametralladoras: aprovechar la fuerza del retroceso a la salida del tiro para, sucesivamente, arrojar el casquillo vacío y poner en su sitio una bala para el disparo siguiente. Esto se consigue con el movimiento hacia atrás de la corredera o carro, que inicia la acción de los mecanismos de eyección y de cambio. En realidad, las automáticas son semiautomáticas: cada disparo exige una nueva presión del gatillo, salvo en el caso de las pistolas ametralladoras automáticas. Esto es indispensable para dominar el arma y no vaciar el cargador instantáneamente. Como el arma se recarga después de cada disparo, una palanca de seguridad accionada manualmente bloquea el mecanismo en caso necesario. Todas las pistolas fabricadas hoy día funcionan de acuerdo con este principio, las variantes más importantes están relacionadas con el calibre, esto quiere decir, con la fuerza de retroceso generada por la munición. La ventaja clara de la pistola sobre el revólver es su poco grosor y gran capacidad de almacenar cartuchos ya que el revólver tiene la desventaja de la capacidad del cilindro, en cambio la pistola aunque más complicada como mínimo puede llevar seis tiros en el cargador, más uno alojado en la recámara.
TuWeb
ARMAS Y TECNOLOGÍA
PRIMERA INVASIÓN NORTEAMERICANA A MÉXICO 1846 - 1848
PISTOLA OBREGÓN
PISTOLAS Y REVOLVERES
TALLER DE ARMERIA J. GÓMEZ FARIAS.
ARMERIA BOUCHARDT
ENLACES DE INTERÉS
 
PISTOLAS Y REVOLVERES
LOS REVÓLVERES

El revólver contemporáneo apenas ha evolucionado desde finales del siglo XIX y pese a la abundancia de nuevos modelos, no ha habido ninguna modificación significativa. Los perfeccionamientos se han dirigido casi exclusivamente a la utilización de los metales más ligeros y robustos, gracias a sofisticados tratamientos térmicos, a las múltiples medidas de seguridad, especialmente en el caso de caída accidental del arma cargada y al uso de bala más potentes.
Así, Smith & Wesson diseño el .357 Magnum en 1935 y el Magnum .44 en 1956. Los dos sistemas de armamento y de tiro –simple acción y doble acción-, coexisten todavía aunque el de doble acción sea, con diferencia, el más apreciado y difundido.
El mercado se halla principalmente en manos de los fabricantes norteamericanos teniendo como principales Smith & Wesson, Ruger y Colt, entre las demás firmas cabe citar a Taurus, de Brasil y Astra de España.
Los revólveres se fabrican en varios tamaños de longitud y de los cañones en diversos tamaños en pulgadas.

LAS PISTOLAS

A inicios de 1900 tomo gran fuerza la pistola automática, en estos primeros años del siglo XX aparecen hombre que serían famosos por la calidad y fiabilidad de sus armas así como: Browning, Colt, Borchardt, Mauser, Luger etc.
El principio de la automática está inspirado en el de las primeras ametralladoras: aprovechar la fuerza del retroceso a la salida del tiro para, sucesivamente, arrojar el casquillo vacío y poner en su sitio una bala para el disparo siguiente. Esto se consigue con el movimiento hacia atrás de la corredera o carro, que inicia la acción de los mecanismos de eyección y de cambio.
En realidad, las automáticas son semiautomáticas: cada disparo exige una nueva presión del gatillo, salvo en el caso de las pistolas ametralladoras automáticas. Esto es indispensable para dominar el arma y no vaciar el cargador instantáneamente. Como el arma se recarga después de cada disparo, una palanca de seguridad accionada manualmente bloquea el mecanismo en caso necesario. Todas las pistolas fabricadas hoy día funcionan de acuerdo con este principio, las variantes más importantes están relacionadas con el calibre, esto quiere decir, con la fuerza de retroceso generada por la munición.
La ventaja clara de la pistola sobre el revólver es su poco grosor y gran capacidad de almacenar cartuchos ya que el revólver tiene la desventaja de la capacidad del cilindro, en cambio la pistola aunque más complicada como mínimo puede llevar seis tiros en el cargador, más uno alojado en la recámara.